23 Mejores Películas De Zombies

Agarra bien tus entrañas mientras repasamos los filmes esenciales del género

Como un cadáver recién salido de la tumba con antojo de cerebros humanos, las películas de zombies siguen arrastrándose hacia la cúspide cinematográfica. Ocasionalmente se vuelven más veloces o más inteligentes; pero, en general, la esencia de estas cintas se mantiene: los muertos se levantan, atacan a los vivos y el mundo entra en caos.

Los directores más ingeniosos han usado este género para hacer sátira política y cultural; otros simplemente disfrutan de la oportunidad para filmar gore extremo. Cualquiera que sea tu preferencia, aquí están las 23 mejores películas de zombies de todos los tiempos.

También checa estas 5 películas de terror en Netflix.

El blockbuster sobre zombies con el presupuesto más grande hasta la fecha muestra a Brad Pitt listo para patear traseros en proceso de descomposición mientras recorre el mundo en su búsqueda por el origen de una pandemia zombie.

La trama empieza a decaer en el último tercio de la película, cuando Brad termina inexplicablemente con Peter Capaldi en un pequeño hospital en Gales, pero a pesar de eso, la cinta es una emocionante aventura a gran escala.

Foto: Cortesía Time Out Londres

22. La serpiente y el arcoíris (1988)

¡Zombies reales! Bueno, no exactamente. Pero el director de Pesadilla en la calle del infierno, Wes Craven, basó esta cinta — una adaptación muy libre— en un libro homónimo del antropólogo Wade Davis, que cuenta sus experiencias investigando cultos vudú en Haití.

La película es algo absurda, especialmente cuando el antropólogo interpretado por Bill Pullman descubre la verdad detrás de los mitos sobre zombies. Sin embargo, es muy divertida.

Foto: Cortesía Time Out Londres

21. La felicidad de los Katakuri (2001)

Puede ser que este apocalipsis zombie musical, una de las siete alucinantes cintas que el director japonés Takashi Miike estrenó en 2001, no tenga la misma fuerza que Audición. Pero cualquier película que esté inspirada tanto por La noche de los muertos como por La novicia rebelde merece nuestra atención. Sí, los zombies cantan.

Foto: Cortesía Time Out Londres

20. El regreso de los muertos vivientes (1985)

La primera comedia romántica con zombies: en esta gloriosa y sangrienta cinta todo comienza con un barril de desperdicios tóxicos militares que provoca que los habitantes de un pequeño pueblo se transformen en locos hambrientos de carne y los adolescentes son los únicos que pueden detenerlos. Escrita y dirigida por el co-creador de Alien: el octavo pasajero, Dan O’Bannon, esta película dista mucho de ser una obra de arte; pero es endemoniadamente entretenida. ¡Más cerebros!

Foto: Cortesía Time Out Londres

19. Zombie: Noche de pánico (1979)

¡Zombies contra tiburones! Ese es sólo uno de los múltiples encantos de esta aterradora propuesta del icono del gore Lucio Fulci. Promocionada en Europa como una secuela de El amanecer de los muertos, esta cinta regresa a las películas sobre muertos vivientes a sus raíces en el Caribe, donde los difuntos se han levantado de sus tumbas misteriosamente. La escena donde sacan ojos de sus cavidades es una de las más asquerosas del cine de terror y el final es desolador.

Foto: Cortesía Time Out Londres

Esta brutal película dirigida por el británico Danny Boyle dividió al público. Para algunos, su valiente apuesta por zombies veloces dio nueva vida a un género moribundo y las tomas de la ciudad de Londres completamente desierta son inolvidables. Otros señalaron que, dejando de lado lo rápido que corren los cadáveres, la cinta no aportaba gran cosa al precedente establecido por La noche de los muertos vivientes de George A. Romero. Sin embargo, 15 años después, es un clásico.

Foto: Cortesía Time Out Londres

17. La maldición de los zombies (1966)

Fue producida dos años antes de La noche de los muertos vivientes, pero esta propuesta de Hammer Studios bien pudo filmarse en otra era. En un acogedor y pequeño pueblo de Cornualles en el siglo XIX, cosas misteriosas empiezan a suceder. Los aldeanos pronto se dan cuenta de que el terrateniente ha creado esclavos zombies para que trabajen en su mina de estaño, lo cual francamente es una solución muy creativa a su problema de falta de personal.

Foto: Cortesía Videocine

¡Zombies coreanos! ¡En un tren! Esta feroz, frenética y sangrienta película toma el patrón creado por George A. Romero en La noche de los muertos vivientes, en el que un grupo de sobrevivientes se refugia en un espacio cerrado de los ataques de los zombies y pone la trama en marcha. No es una novedad, pero es estupendamente entretenida.

Foto: Cortesía Time Out Londres

Las películas de zombies pueden estar llenas de entrañas, sangre y gente siendo despedaza de manera muy gráfica. Pero hay algo en esos alelados desgraciados come cerebros que es inherentemente cómico. Esta comedia de acción ambientada en un Estados Unidos post-apocalíptico no es precisamente innovadora, pero tiene encanto y un elenco repleto de estrellas como Woody Harrelson, Emma Stone, Jesse Eisenberg y un Bill Murray muy muerto.

Foto: Cortesía Time Out Londres

14. La niña con todos los dones (2016)

Esta enigmática cinta británica es protagonizada por un grupo de niños aparentemente apacibles postrados en sillas de ruedas dentro de una unidad militar. Se trata de “los hambrientos”, menores infectados por la enfermedad que ha acabado con prácticamente toda la raza humana y que con el primer tufo de sangre se vuelven locos. La niña con todos los dones no cumple del todo con su promesa original, pero Sennia Nanua es ferozmente brillante.

Foto: Cortesía Time Out Londres

13. La legión de los muertos sin alma (1932)

Además de ser la inspiración detrás del nombre de la banda de metal White Zombie, esta peculiar cinta es considerada como la primera película de zombies —y vaya que las cosas se hacían diferente en aquellos días. Olvida todos los gemidos, el canibalismo y los cadáveres. La legión de los muertos sin alma tiene a un sacerdote vudú haitiano —interpretado por Béla Lugosi— que droga a sus víctimas y las convierte en esclavos zombies.

Foto: Cortesía Time Out Londres

12. La noche del cometa (1984)

Esta ocurrente aventura de ciencia ficción es el equivalente fílmico de una canción de Cyndi Lauper. La cinta sigue a dos adolescentes californianas que logran sobrevivir el impacto de un cometa que acaba con la mayoría de los humanos y convierte al resto en zombies. Aunque parezca tonta, no lo es: los guionistas incluyeron todo tipo de insultos ingeniosos y chistes irónicos sobre la cultura de consumo.

Foto: Cortesía Empire Pictures

Es posible que esta película estire un poco los límites de la definición de zombie. La sangrienta comedia de Stuart Gordon, vagamente basada en un cuento de H. P. Lovecraft, es protagonizada por Jeffrey Coombs, quien interpreta a un excéntrico científico que inventa un suero que puede devolver la vida a los muertos. Pero estos resucitados no son mordelones ni tienen hambre de cerebros, de hecho se parecen más al monstruo de Frankenstein —en ese caso, ¿deberíamos incluirlo también en esta lista? Es un dilema clasificarla como una película de zombies pero cualquier excusa para recordar Re-Animator es buena.

La primera película de zombies para niños se limita con el gore, pero es generosa con los chistes inteligentes y las referencias a los elementos icónicos del género. Producida por el estudio de animación Laika —responsable de Coraline y la puerta secreta y Los Boxtrolls— ParaNorman es un cuento inventivo, ingenioso y sorprendentemente conmovedor. El héroe es un niño que puede hablar con los muertos, pero no puede detenerlos cuando empiezan a levantarse de sus tumbas y a comerse a la gente del pueblo.

Foto: Cortesía Time Out Londres

9. No profanar el sueño de los muertos (1974)

También conocida como Los muertos vivientes en la morgue de Manchester, esta maravillosa y extraña película fue producida en Italia, dirigida por un español y ambientada principalmente en el Lake District —los títulos de las películas pueden ser engañosos—. En esta ocasión los zombies son resucitados con un sofisticado equipo agrícola ultrasónico y son desatados en el área de Windermere para causar severos estragos. Suena tonta, pero las fervientes actuaciones, la espléndida fotografía del paisaje y el estremecedor gore hacen que las risas se queden atoradas en la garganta. El tema musical también es extraordinario.

Foto: Cortesía Time Out Londres

8. Yo caminé con un zombie (1943)

Author