Coco: Resumen, Análisis Y Significado De La Película

Coco es una película animada de los estudios Disney, lanzada en el año 2017. Inspirada en una de la celebración tradicional mexicana conocida como Día de Muertos, la película se ha convertido rápidamente en una referencia cultural. ¿Qué ha hecho esto posible?Resumen de la película El niño Miguel en su escondite con motivos de su ídolo musical, Ernesto de la Cruz.

El niño Miguel Rivera sueña con convertirse en un cantante famoso como su ídolo Ernesto de la Cruz, quien alcanzó la fama gracias a su tema “Recuérdame”. Pero Miguel tiene un impedimento. Para los Rivera, la música está prohibida desde que su tatarabuelo abandonó a su tatarabuela Mamá Imelda y a su hija Coco, aún viva, para alcanzar la fama como músico profesional.Miguel y Coco.

Por ser Día de Muertos, la familia de Miguel ha preparado el altar festivo. De acuerdo con la tradición, este se adorna con las fotos de los antepasados y ofrendas, pues su existencia en el más allá depende de mantener el recuerdo presente.

Un perrito callejero que siempre acompaña a Miguel, llamado Dante, derriba el portarretrato que está en el altar con la foto de Mamá Imelda y Coco, quienes aparecen acompañadas del tatarabuelo músico, cuyo rostro ha sido arrancado.

Al coger el retrato del piso, Miguel nota que la foto está doblada y, al desplegarla, descubre que su tatarabuelo portaba la misma guitarra de Ernesto de la Cruz, por lo que concluye que es tataranieto del famoso cantante.

Envalentonado, el niño desafía a su familia y decide presentarse en un concurso de canto el Día de Muertos, pero su abuela Elena destruye su guitarra. Entonces, Miguel huye y roba la guitarra expuesta en el mausoleo de Ernesto de la Cruz para actuar en el concurso. Pero, al tocar sus cuerdas, un hechizo misterioso lo traslada al mundo de los muertos junto a su fiel amigo Dante.Miguel toca la guitarra robada y pasa al mundo de los muertos. Miguel en el mundo de los muertos

¡Atención! Antes de seguir leyendo, te advertimos que esta sección contiene spoilers.

Para Miguel, la única forma de volver al mundo de los vivos es tener la bendición de uno de sus antepasados, so pena de morir al amanecer. Miguel los encuentra y y espera recibirla, pero Mamá Imelda le exige renunciar a la música como condición.

Convencido de que su tatarabuelo lo entenderá, Miguel huye para pedir la bendición de Ernesto de la Cruz. Dante lo guía hasta Héctor, un difunto que nunca ha sido honrado en el altar de las ofrendas, lo que lo expone a desaparecer definitivamente.

Ya que Héctor conoce a De la Cruz y cree que es el único antepasado de Miguel, le propone ayudarle a cambio de que ponga su foto en el altar cuando regrese. Juntos emprenden el camino acompañados por Dante, a quien todos los muertos confunden con un alebrije, un animal mágico que actúa como guía espiritual.

Mientras tanto, Mamá Imelda y el clan buscan a Miguel con la ayuda del alebrijede la familia. Cuando Héctor descubre que Miguel tiene más familiares, lo toma por mentiroso. Indignado, Miguel le devuelve su foto y se las ingenia para encontrar solo a Ernesto de la Cruz.

Finalmente, Miguel encuentra al cantante, y cuando éste está a punto de bendecirlo, aparece Héctor para suplicarle que cumpla su promesa. De la Cruz reconoce a Héctor, el verdadero compositor de todos sus temas.

Una discusión entre ambos pone en evidencia que el cantante lo había asesinado con el fin de robarse sus canciones, luego de que Héctor renunciara para volver con su familia.

Preocupado por su reputación, De la Cruz roba la foto de Héctor e intenta eliminar a ambos, arrojándolos en un cenote (lago subterráneo) del que no pueden salir.

Derrotados, Héctor y Miguel conversan. El músico le cuenta de su hija, Coco, a quien le compuso el tema “Recuérdame”. Así, Miguel comprende finalmente que su verdadero tatarabuelo es Héctor.

Dante los encuentra y trae la ayuda del alebrije de Mamá Imelda. Contento, Miguel toma conciencia de que Dante es un verdadero alebrije.

Héctor e Imelda se reencuentran y, aunque esta no lo perdona, decide salvarlo. Para ello, deben recuperar la foto, aunque no lo logran, Ernesto de la Cruz es desenmascarado en público.

Después de esto, Mamá Imelda le da su bendición a Miguel sin condiciones. El único problema es que Héctor comienza a desaparecer, debido a que Coco, ya senil, está perdiendo la memoria.

Al volver al mundo de los vivos, Miguel le canta “Recuérdame” a Coco para ayudarla a recuperar la memoria. No solo recuerda a su padre, sino que recupera la conciencia de su entorno familiar, especialmente de su hija, Elena, la abuela de Miguel, a quien ya no podía reconocer.

Coco confiesa que guardaba las cartas de su padre con las letras de todas sus canciones, así como el pedazo de la foto familiar que faltaba. Ahora, por primera vez, Héctor estaría en el altar de la familia y se convertiría en un ídolo póstumo en la ciudad de Santa Cecilia. Y Miguel, finalmente, pudo ser el músico que soñaba gracias a la redención de su tatarabuelo.Análisis de la película

La película Coco de Disney-Pixar describe un viaje iniciático, un relato en el cual el héroe inicia un recorrido que lo llevará a una transformación tras superar una serie de pruebas. No en balde, Miguel es un niño preadolescente, que ya está casi listo para asumir más responsabilidades en su vida.

Los estudios Pixar acuden a la tradición mexicana del Día de Muertos, cuyos valores comunitarios, afectivos y culturales más arraigados entran en conflicto con los anhelos individuales de Miguel, el héroe de la historia.

Coco no es una película simple. En realidad, son tantos los ejes temáticos que aborda que uno podría perderse en un mar de cavilaciones. Lo que ocurre con esta película es que confronta dos valores: la familia y la vocación. ¿Cuál debe prevalecer?

La familia es representada en Coco como una red de afecto y de sostén entre las personas que la conforman, quienes se ayudan unas a otras. Esta familia en particular practica la tradición mexicana del Día de Muertos, en la cual se hace evidente la consciencia sobre el valor de la memoria y los ancestros, con quienes se siguen relacionando a través de los rituales como el altar de las ofrendas y la visita al cementerio.

Por ello, la familia aquí no es solamente un núcleo de afecto. Es el símbolo de una conciencia histórica, el símbolo de que pertenecemos a algo que nos trasciende y que nos debemos, en parte, a aquellos que abrieron el camino. La vocación de Miguel no es simplemente una inquietud personal: es también la herencia de sus ancestros que se ha manifestado en él.

Aunque Miguel se perciba diferente a su familia, no lo es. Miguel es, en buena medida, lo que su familia le ha heredado, inconsciente o involuntariamente; aquello en lo que Miguel difiere de su familia es en la capacidad de escuchar a su vocación y actuar en conformidad con esta.

La palabra vocación alude a una voz que llama, que seduce, que envuelve. Pero en la sociedad de los medios de comunicación, la vocación musical se representa como una vitrina de exhibición, en la que los artistas pueden ser vistos, pero no tocados, con todo lo que esto implica.

¿Pero es vocación lo que mueve a Ernesto de la Cruz a alcanzar el éxito? No, lo mueve la ambición. Así, ese camino de “éxito” implicó para el personaje corromperse y sacrificar la red de afectos, lo que plantea de fondo la cuestión: ¿merece la pena sacrificar tanto para ser adorado en vida, para que luego nadie se interese en recordarte? ¿No es acaso nuestra memoria lo único que dejamos en esta tierra?

A pesar de que Miguel es quien hace los cambios posibles y ayuda a redimir al clan de sus antepasados, la redención de los Rivera que aún viven llegará solo a través de Coco.

Mamá Coco recoge como personaje todas las aristas que aborda la película: ella es la más longeva de la familia y, en ese sentido, representa todo el acervo familiar. Pero Coco está perdiendo la memoria, y ella es el único eslabón que enlaza a la familia Rivera con sus ancestros.

Al recuperar la memoria, Coco representa el perdón, la esperanza y la comprensión familiar, sepultada en años de resentimiento e intolerancia. Coco hace un acto de fe al perdonar a su papá y mantener viva su memoria. Tal era la confianza que tenía Coco en el amor de su padre, que ella siempre lo esperó, lo amó y preservó su legado.

Así, la fe de Coco y la bendición incondicional de los antepasados, permite a los Rivera, incluido Miguel, recuperar el verdadero sentido de la tradición del Día de Muertos y el verdadero valor de la familia. A su vez, Miguel puede ser quien realmente es, sin divisiones interiores: el músico de la familia Rivera.El valor de la historia en una sociedad inmediatista

Add a Comment

Your email address will not be published.