Cuándo Fue El último Censo En La Argentina

Ya pasaron casi 12 años desde que los argentinos aportaron sus datos para el último censo que se realizó en el país. Cuando faltan apenas unas semanas para el censo del 2022, se puede establecer puentes con aquella jornada del 27 de octubre de 2010, que fue memorable para la sociedad, y no sólo por el evento estadístico con el que se confeccionaron los actuales datos demográficos de la Argentina.

Ese año, los festejos del Bicentenario nacional se replicaron en actos por todo el país y el sueño deportivo de la selección de fútbol dirigida por Diego Armando Maradona en el mundial de Sudáfrica se había acabado en cuartos de final ante Alemania. También fue el año en que se legalizó el matrimonio igualitario en la Argentina con su sanción por el Congreso del 15 de julio.

En aquella época, el gobierno encabezado por Cristina Fernández de Kirchner estaba por concluir el primero de los dos mandatos en los que consistió su presidencia.Por su parte, el INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos) era el encargado de hacer el operativo, pero llegaba con grandes cuestionamientos, debido a que se encontraba intervenido por el Gobierno. Su reputación estaba puesta en duda -tanto en el país como en el exterior-, y eran casi diarias las denuncias por falta de transparencia en el manejo de los datos de pobreza, crecimiento económico y el Índice de Precios al Consumidor. De hecho, su directora, Ana María Edwin, sería investigada tiempo después en la causa por manipulación de datos del INDEC que llevó adelante el entonces juez federal Rodolfo Canicoba Corral.

Todos estos eventos y el contexto quedaron eclipsados por una tragedia que ocurrió el día del censo: mientras avanzaba el relevamiento estadístico, los medios de comunicación informaron que el ex Presidente Néstor Kirchner había fallecido en su hogar de El Calafate.

La noticia se esparció entre los trabajadores del censo, como admitió en aquel entonces el director de Estadística y Censos de la ciudad de Buenos Aires, José María Donati: “A las 11 del mediodía hubo un momento de duda de muchos censistas en seguir o no con su tarea, nos llamaban para saber si debían continuar con el operativo”, aseguró el funcionario, pero la directiva se mantuvo firme: “El INDEC nos dijo que había que redoblar esfuerzos para terminarlo”, dijo Donati.

En efecto, ese era el mensaje que había sostenido Ana María Edwin en un comunicado: “Vamos a hacer el mejor censo de la historia en homenaje a nuestro ex Presidente”. En una entrevista radial posterior, la funcionaria agregó: “La obligación de todos los ciudadanos es continuar con la institucionalidad, acompañando a la Presidenta”.

Por eso, el operativo censal continuó en ese clima de incertidumbre. Los detalles sobre la muerte de Néstor Kirchner se filtraban a cuentagotas; todavía no se conocían los pormenores del deceso de quien había entregado la banda a la entonces Presidenta el 10 de diciembre de 2007 y era al momento de su muerte presidente del Partido Justicialista.

Pero el relevamiento estadístico continuó, y más de 600.000 censistas participaron del operativo, llevando sus cuestionarios a los habitantes del país. Aunque se había temido que las personas no abrieran al censista por miedo a la inseguridad, nada de eso ocurrió. Para las 20 horas del día 27 de octubre, sólo quedaba el 3% de la población sin censar.

El censo 2010 costó $ 523 millones y fue observado por representantes de los gobiernos de Venezuela, España, Puerto Rico, Colombia, Paraguay, Uruguay y Perú, que actuaron como veedores.

Según los resultados oficiales, que son los que siguen siendo válidos hasta la realización del nuevo censo, la población de la Argentina constaba de 40.117.096 habitantes, un 10,6% más que en 2001 según el INDEC. En el desglose por géneros, 20.593.330 son mujeres y 19.523.766 varones, es decir que cada 100 mujeres hay 94,8 varones.

Ahora, a casi 12 años de aquel evento, es momento de volver a actualizar esos números, en un operativo que tendrá algunas diferencias con el que se realizó en octubre de 2010.Diferencias entre el censo pasado y el de 2022

El censo que tendrá lugar el 18 de mayo guardará algunas diferencias con el que se realizó en octubre de 2010. Para empezar, el nuevo censo se hará de derecho, pidiendo a las personas que identifiquen el hogar en el que pasan más tiempo. En el censo previo, al igual que los anteriores, se seguía una metodología de hecho, en la que la persona censada respondía por el lugar en el que se encontraba al momento del evento.

Además, la pregunta por el género de nacimiento se podrá responder con una X, identificando a la persona como no binaria. En este mismo sentido, la pregunta respecto a la identidad de género se podrá contestar con las siguientes opciones: mujer, mujer trans/travesti, varón, varón trans/masculinidad trans, no binario u otra.

También se amplió el criterio de autorreconocimiento étnico, y las personas podrán identificarse como “descendiente de pueblos indígenas” sin importar el lugar en el que vivan. Antes, esa categoría estaba reservada a determinados territorios.

El avance tecnológico, sumado a la pandemia de Covid-19, también determinaron que este será el primer censo que contará con una opción digital para quienes no quieran contestar el cuestionario de manera presencial. El cuestionario digital que se utilizará en el Censo Nacional el próximo 18 de mayo estará disponible a través de cualquier dispositivo electrónico a partir del 16 de marzo

free dance 2 streaming vf