Esperando La Carroza (película) – Wikipedia, La Enciclopedia Libre

Esperando la carroza es una película argentina cómica de 1985 dirigida por Alejandro Doria. Protagonizada por Luis Brandoni, China Zorrilla, Antonio Gasalla,Julio De Grazia y Betiana Blum. Coprotagonizada por Mónica Villa, Juan Manuel Tenuta, Andrea Tenuta y Lidia Catalano. También, contó con la actuación especial de Cecilia Rosetto, participación especial de Enrique Pinti como actor invitado y la presentación de Darío Grandinetti. Actualmente es considerada como un clásico del cine de su país y una de las más importantes del cine latinoamericano del siglo XX. Fue estrenada en Buenos Aires el 6 de mayo de 1985 en el cine Atlas Lavalle y simultáneos.

La historia pertenece al género del grotesco criollo (costumbrista). Está basada en la obra de teatro Esperando la carroza del uruguayo Jacobo Langsner, estrenada por la Comedia Nacional de Uruguay en 1962 y dirigida por Sergio Otermin. La versión y adaptación cinematográfica argentina cuenta con el guion escrito de Langsner y las adaptaciones de Alejandro Doria.[3]​ [4]​Argumento[editar]

La octogenaria Mamá Cora (Antonio Gasalla) tiene cuatro hijos: Antonio (Luis Brandoni), Sergio (Juan Manuel Tenuta), Emilia (Lidia Catalano) y Jorge (Julio De Grazia). Vive con este último, que atraviesa una angustiante situación económica. La tensión financiera sumada a la falta de espacio y constantes conflictos generacionales con la anciana llevan a su joven esposa Susana (Mónica Villa) a pedir desesperadamente a su cuñado Sergio que se la lleve a vivir con él y su esposa por un tiempo.

Susana, que ha tenido un drama doméstico con Mamá Cora (Susana estaba preparando mayonesa, y fue a atender a su hija, dejando la preparación fuera. Cuando vino la Mamá Cora, ella, basándose en una conversación anterior, pensó que eran flancitos sin elevar, entonces arruinó la preparación inocentemente con azúcar y leche, cosa que causó el enojo de Susana, sacándola de quicio), llega furiosa a casa de Sergio, quien en ese momento se prepara con su esposa, la pérfida Elvira (China Zorrilla)[5]​y su caprichosa hija adolescente, Matilde (Andrea Tenuta) a agasajar con el clásico almuerzo dominical a los nuevos ricos de la familia, Antonio (Luis Brandoni) y Nora, su esposa (Betiana Blum), quienes habían ascendido económica y socialmente en circunstancias turbias durante la dictadura militar argentina.

El destino de Mamá Cora se debate mientras se cocina el almuerzo: los ravioles del domingo y el tuco preparados por Elvira. Nadie quiere responsabilizarse por la anciana, siendo «ellas» las que imponen su opinión, mientras «ellos» tratan de que se respete el nombre de su madre.

Por su parte, Mamá Cora, que ―debido al altercado con Susana ha decidido salir para dejar de estorbar unas horas― termina en la casa de enfrente de Sergio haciendo el favor de cuidar al hijo de Dominga, la vecina (Cecilia Rossetto).

Nadie encuentra a Mamá Cora. Ante la «desaparición» tras la pelea con su nuera, sumada a la noticia de que se ha encontrado el cadáver desfigurado de una anciana bajo un tren, la compungida parentela llega a la conclusión que no es otra que Mamá Cora (debido que vieron que tenía los mismos zapatos), quien se ha suicidado para no causar más problemas. Elvira hace sentir culpable de la muerte a Susana, ya que considera que la salida de la anciana de la casa de su nuera fue consecuencia directa del altercado de la mayonesa al inicio. Previa consulta con la policía gracias a los «contactos» de Antonio, se informa de la tragedia a la familia lejana y a la paupérrima Emilia (Lidia Catalano) quien llega desesperada con la noticia del suicidio de su madre.

Mientras tanto, desde la terraza de Dominga, la anciana observa las idas y venidas que se suceden enfrente en casa de Sergio y Elvira. Años de problemas, resentimientos e intrigas surgen entre todos mientras preparan el velorio de los restos de la supuesta Mamá Cora. Se suceden equívocos y salen a relucir graves verdades de familia poco convenientes.

En medio de su propio velorio, Mamá Cora reaparece ante el asombro de todos. La familia recapacita, revalorando la presencia de su miembro más antiguo, y mientras Mamá Cora, parientes y conocidos se van al velorio de la anciana que creían era ella (una mujer húngara), Susana se burla a carcajadas frente a sus desconcertados parientes, riéndose de ellos y de sí misma, porque ya nada volverá a ser como antes.Reparto[editar]ActorPersonajeDescripciónLuis BrandoniAntonio MusicardiHijo de Mamá Cora. Junto con su esposa Nora son los “nuevos ricos” de la familia gracias al tráfico de influencias, la extorsión mafiosa y la especulación financiera. Al ver como él es famoso y progresa económicamente, despierta desconcierto y recelos en la familia.China ZorrillaElvira Romero de MusicardiEsposa de Sergio y madre de Matilde. Una mujer de clase media con mal genio que se comporta por las apariencias, importándole sólo complacer a sus parientes ricos, Nora y Antonio, y que se lleva mal con su concuñada pobre, Susana.Antonio GasallaMamá CoraSu nombre completo es Ana María de los Dolores Buscarolli de Musicardi. Una mujer octogenaria que sufre de alzheimer.Julio de GraziaJorge MusicardiHijo mayor de Mamá Cora y esposo de Susana. Siempre se siente desdichado y miserable.Betiana BlumNora de MusicardiEsposa de Antonio, que sólo se lleva bien con su propia familia, ya que no le agrada la de su marido. Es hipócrita y tiene amores con Sergio, su cuñado.Mónica VillaSusana de MusicardiEsposa de Jorge y madre de una bebé. Constantemente nerviosa y agobiada por tener que hacerse cargo de su suegra sin ayuda familiar.Juan Manuel TenutaSergio MusicardiHijo de Mamá Cora, esposo de Elvira y padre de Matilde. Perezoso y de carácter irascible. Tiene un «affaire» con su cuñada Nora.Andrea TenutaMatilde MusicardiHija de Sergio y Elvira.Lidia CatalanoEmilia MusicardiHija de Mamá Cora y madre de Cacho. Mujer muy humilde de carácter hosco y dramático.Darío GrandinettiCachoHijo de Emilia. Aparenta retraso mental y pelea con otros chicos más jóvenes cuando juegan a la pelota.Clotilde BorellaDoña ElisaVecina siempre criticada por Elvira. Madre de Pocha.Enrique PintiFelipePrimo alcohólico de los hermanos Musicardi y sobrino de Mamá Cora.Angelita PardoRosaura (anciana sorda)Amiga y cuñada de Mamá Cora, madre de Felipe y tía de los hermanos Musicardi.Cecilia RossettoDomingaVecina de Mamá Cora. Se va a un encuentro amoroso secreto y con engaños le encarga su hijo a la anciana.Mónica AlessandríaPochaHija de Doña Elisa. Vecina y amiga de Matilde.Pina CriscuoloDoña GertrudisProfesora de francés de Matilde.Gofredo ColomboDon GenaroEsposo de doña Gertrudis.Rafaél RodríguezFuncionario de la morgueTrabajador de la morgue que les muestra a los hermanos Musicardi el cuerpo desfigurado de la Mujer HúngaraGloria NeconHija de la húngaraHija de la anciana húngara que se suicidó tirándose a un tren en Villa LuroJuan AcostaPeraltaOficial de policía.José AndradaPolicíaCompañero de Peralta.Miguel Ángel PorroColectiveroColectivero que casi atropella a Mamá Cora.Matías PuellesHijo de DomingaNiño que Mama Cora cuida en la ausencia de su Madre.Jorge SantosDelivery de la floreríaNiño que lleva una corona de flores al funeral de la supuesta Mamá Cora.Producción[editar]

El filme se originó en la pieza teatral Esperando la carroza, del uruguayo Jacobo Langsner, especialista en el género teatral denominado «grotesco rioplatense». La obra ya había tenido una adaptación televisiva para el prestigioso ciclo Alta comedia de Canal 9 en los años 1970, interpretada por China Zorrilla, Pepe Soriano, Raúl Rossi, Dora Baret, Alberto Argibay, Lita Soriano, Alicia Berdaxagar, Marta Gam y la participación de la maestra de teatro austríaca Hedy Crilla como Mamá Cora.[6]​

Para el largometraje el guion fue reelaborado para aumentar la participación del personaje de Mamá Cora, que en el original era mucho menor. Este personaje para el que Alejandro Doria imaginó en un principio a la gran Niní Marshall (para luego arrepentirse por el trato que se le daba a la anciana en el argumento) fue interpretado finalmente por Gasalla con la ayuda de un logrado maquillaje creado por Alex Mathews.

Así las cosas, la película se puede ver como un guiño a otro film clásico argentino, La nona (1979), donde también un hombre (otra vez Pepe Soriano) interpreta a una anciana abuelita que, en este caso, simboliza lo peor de la sociedad del momento.

Add a Comment

Your email address will not be published.