La Historia Del Aspirante A Futbolista Que Se Convirtió En El Mejor Piloto Mexicano En La Historia De La Fórmula 1: “nunca Te Rindas”

Hablar de Sergio Pérez es hablar de los triunfos de quien se convirtió en la figura más grande https://www.scoop.it/topic/voir-le-film-permis-de-construire-2022-streaming-vf-en-francais que ha tenido México en la llamada “gran carpa” de la Fórmula Uno, pero también de las luchas y dificultades, pues para ser un corredor profesional en la principal categoría del automovilismo mundial se necesita pasión y talento pero también esfuerzo y disciplina.

Esto fue algo de lo que el mexicano Sergio “Checo” Pérez aprendió a lo largo de los muchos años que estuvo en competencia, desde los 12 años, cuando se subió a su auto de plomo, el cual tuvieron que adaptar para que, literalmente, no saliera volando.

Fue en ese momento de su niñez cuando viajó a Europa y tomó la decisión más importante de su vida: convertirse en un piloto de carreras.

Sin embargo, la historia de este tapatío (como se le dice a los nacidos en el estado de Guadalajara) empezó de manera muy difícil, porque, como en muchos campos de México, no faltan los que se oponen a quien progresa o se destaca. Infobae habló con el escritor Alejandro Rosas y el comentarista deportivo Francisco Javier González, autores de “Nunca te rindas”, sobre la historia de “Checo” Pérez y su paso por la Fórmula Uno.

Formula One F1 – Australian Grand Prix – Melbourne Grand Prix Circuit, Melbourne, Australia – April 10, 2022 Red Bull’s Sergio Perez attends a news conference after placing second in the race REUTERS/Martin Keep

– ¿Cómo se sienten con el resultado de este libro “Nunca te rindas”?

– Alejandro Rosas (AR): Estamos muy contentos, porque no solamente fue la primera edición, que además salió en noviembre, sino que ya llevamos dos reimpresiones más, de más de 2 mil ejemplares. Quiere decir que le ha ido muy bien y esperemos que le vaya bien, ahora que empiece la temporada que es como el momento idóneo para hablar del libro, volverlo a promover e invitar a la gente que lo lea porque obviamente la “Checomanía” ha crecido mucho con todo lo que vimos el año pasado, por como terminó la temporada y por todo lo que viene.

– Francisco Javier González (FJG): Super contento. Le ha ido muy bien al libro. Entre Alejandro, Planeta y un servidor quisimos tomar una fotografía sobre algunos aspectos de “Checo” Pérez, en algún momento de la temporada pasada, y como dice Alejandro, ya con las dos reimpresiones llegamos a los 10 mil ejemplares lo cual es un buen número.

Lo que más gusto nos da es que la historia de “Checo” llegue a más gente, que se anime a echarle un ojito al libro, leerlo, recomendarlo y afortunadamente si ha sucedido. Entonces, arrancamos la campaña de fórmula uno con mucho gusto y entusiasmo.

– ¿Qué tanto acercamiento tuvieron con Checo para tener estos datos?

– AR: Nosotros sacamos toda la investigación a la antigua, meternos en la hemerografía, revistas especializadas, columnistas de Fórmula uno de los distintos diarios, las secciones deportivas del Reforma, Milenio, Marca. Todo lo que hay en el aire.

Hicimos también una arqueología del Twitter de “Checo” Pérez, de sus cuentas oficiales de Instagram y básicamente la investigación fue a partir de lo que hay o de lo que había en el aire, que estaba ahí públicamente.

Siempre nos han preguntado si nos reunimos con “Checo” pero no hubo tiempo porque nosotros empezamos a escribirlo como dos o tres semanas después de su triunfo en Azerbaiyán. Él estaba en la carrera y ahora que te cuente Francisco, quien él si había tenido contacto. Lo que hicimos fue: la información pública que había, reconstruimos las dos historias tanto la que narra Francisco Javier que es toda la trayectoria de “Checo” desde que es chico y lo que yo narro que es la temporada 2020 que es muy emocionante.

– FJG: Digamos que corrimos más que “Checo” para poder tener listo este libro. No había mucho tiempo, pero fue muy intensivo.

Yo tuve contacto con “Checo”, si, pero imagínate esto fue antes de que corriera con Red Bull. Fue poquito antes de la pandemia. Luego se presentaron problemas y si, hay algunos datos de algunos de sus ángulos, de su carrera, que sí tomamos, pero fue una investigación hemerográfica y una investigación que mucha gente a estado con “Checo” Pérez: comentaristas especializados, ver la serie de Netflix “Dride to Survive”, que eso ya fue tardío al final de lo que estábamos escribiendo, y a gente que conoció a “Checo” desde niño, pero con la familia o que te dijera que entrevistamos a “Checo” específicamente para poder realizar el libro no.

Es algo que ya se había hecho, como muchas otras que fueron únicas y que nos sirvieron para una investigación que a mí me pareció apasionante. Fueron tres meses intensos, pensando más en “Checo” Pérez que en mi mujer y en mis hijos.

Te la pasas pensando en “Checo”, ves una publicación extranjera, todos sus testimonios y se fue formando el rompecabezas que a mí me gustó mucho. Alejandro se dedica, específicamente de la última campaña, de la que ya había terminado y yo escribo cuando se sube a un carro a sus primeros seis años. Armamos el rompecabezas hasta que a mí me encantó cómo pudimos complementar con la edición que fue maravilloso.

El corredor mexicano de Fórmula Uno Sergio Pérez, BWT Racing Point, celebra al ganar el Gran Premio de Sakhir el 6 de diciembre de 2020 en el Circuito International de Baréin cerca a Manama (Baréin). EFE/Bryn Lennon POOL/Archivo

– Además de que “Checo” ahora está representando no sólo México, sino también a Latinoamérica

– FJG: “Checo” está representando a todo quien se identifique con él, porque hay muchos puntos de contacto. Ciertamente ha habido grandes pilotos de fórmula uno brasileños, como ejemplo Ayrton Senna y podemos mencionar muchos más. Argentinos como Carlos Reutemann.

Vamos a pensar, claro, que lo compartimos con Latinoamérica, pero si lo sentimos porque es muy mexicano y muy tapatío y futbolero, quien quería ser jugador del América, aunque lo convencen de que ese no era un buen camino y lo meten al camino del gusto, del papá, en el cual esta historia está construyendo lo que hace “Checo” Pérez.

Yo creo que esta historia, lo que encontramos, es que hay muchos puntos de identidad, ir en contra la corriente o ir contra los grandes de la fórmula uno o de pertenecer a un mercado que en 30 años no tenía un piloto de Fórmula Uno y lograrlo como dice el título del libro, más allá de las nacionalidades.

– AR: Yo coincido con Javier en varias cosas. Para empezar, creo que es la reivindicación de que un piloto mexicano o latinoamericano puede ser exitoso. Claro, ha habido casos importantes como Ayrton Senna para empezar, pero por ahí Felipe Massa, Mario Andretti, etc. Pero si faltaba ya como un piloto no solamente mexicano, sino latinoamericano y más porque si creo que está muy occidentalizada la Fórmula Uno, En qué sentido, la mayor parte son europeos, por ahí tenemos a un australiano que es Daniel Ricciardo y parale de contar, bueno y el Tailandés Alex Albon, que es europeo tailandés.

Yo odio la victimización y creo que “Checo” se ha ganado su lugar ahí en la Fórmula Uno porque es un “chingón”. Es un gran piloto, ha sabido enfrentar la adversidad, ha sabido mantenerse ecuánime y sereno cuando es debido, ha sabido mantener la boca cerrada y ha rehuido a los escándalos. Creo que eso lo tiene por encima de muchos otros pilotos de la Fórmula Uno y ya en su doceava temporada.

Porque si es un hecho y tú lo vez, por ejemplo, ahorita que acabo de ver la serie de “Drive to survive” sale como tres segundos. Si sale tres minutos en los ocho capítulos es muchísimo. No obstante que le pusieron el ministro de la defensa, en la última carrera y sin embargo, si hay como esta idea de que los europeos son de lo que hay que hablar y no, ahí está “Checo” para reivindicar el lugar.

Que bueno que lo hace, pero además creo que cualquier deportista o cualquier persona se puede sentir identificado con la idea de nunca te rindas. En este caso estamos hablando de Fórmula Uno, pero podríamos cambiar la historia ponerle otro nombre y aplicarla en el terreno de la música o las leyes, danza u otro deporte y es lo mismo. El esfuerzo personal, la dedicación y la diciplina.

– Algo que hubiera cambiado sería si se hubiera ido a jugar fútbol, no me imagino a un Checo Pérez en la selección mexicana

– FJG: Es tanto como pensar en Cuauhtémoc Blanco como piloto de Fórmula Uno. Hasta dónde hubiera podido llegar o cualquier otro gran jugador mexicano, pero a fin de cuentas sabes que parece que eso ayuda a desentrañar la historia, el decirle o preguntarles a las grandes figuras si pensaban que iban a llegar a lo que están haciendo ahorita, claro que no.

Author