“la Memoria De Un Asesino”: No Es Un Thriller Más Con Liam Neeson

La memoria de un asesino es la nueva película que protagoniza Liam Neeson. Universal Pictures distribuye en España este thriller, remake de De zaak alzheimer (Erik Van Looy, 2003), basada en una novela de Jef Geeraerts. En realidad, se trata de una adaptación menos fiel al original, pues la película está ambientada en El Paso, Texas. Además, cuenta con la participación en el reparto de Guy Pearce (L.A. Confidential, 1998) y Mónica Bellucci (Spectre, 2015). La película está dirigida por Martin Campbell, productor y director neozeolandés reconocido por La máscara del Zorro (1998), entre otras. Estreno en cines el 22 de julio de 2022 en salas de cine  españolas.

Crítica de La memoria de un asesinoFicha Técnica

Título: La memoria de un asesino

Título original: Memory

Reparto:

Liam Neeson (Alex Lewis)

Guy Pearce (Agente especial Vincent Serra)

Monica Bellucci (Davana Sealman)

Taj Atwal (Agente especial Linda Amisted)

Harold Torres (Det. Hugo Marquez)

Ray Fearon (Agente especial Gerald Nussbaum)

Ray Stevenson (Det. Danny Mora)

Louis Mandylor (Broker borracho)

Stella Stocker (Maya)

Lee Boardman (Mauricio)

Antonio Jaramillo (Papa Leon)

Rebecca Calder (Wendy Van Camp)

Kate Nichols (Asistente)

Año: 2022

Duración: 114 min.

País: Estados Unidos

Director: Martin Campbell

Guion: Dario Scardapane, Carl Joos, Erik Van Looy. Libro: Jef Geeraerts

Fotografía: David Tattersall

Música: Rupert Parkes

Género: Thriller

Distribuidor: Diamond Films España

IMDBTráiler de ‘La memoria de un asesino’Sinopsis

Alex Lewis (Liam Neeson) es un asesino profesional con una gran reputación. Cuando se niega a completar un trabajo que viola su código moral, debe cazar y matar rápidamente a las personas que lo contrataron antes de que ellos y el agente del FBI Vincent Serra (Guy Pearce) lo encuentren primero. Alex está hecho para la venganza, pero, con una memoria que comienza a fallar, se ve obligado a cuestionar cada una de sus acciones, desdibujando la línea entre el bien y el mal. (Diamond Films)Dónde se puede ver la película en streamingSabes a lo que vienes a ver 

Desde el principio sabes a lo que vienes a ver con La memoria de un asesino. Aquí no hay trampa. Liam Neeson hace de matón a sueldo desde el primer minuto. Nada nuevo en los últimos años, pues se ha especializado en papeles donde la sensibilidad queda a un lado. Hablamos del actor que ganó el Óscar por hacer del nazi con más corazón en La Lista de Schindler (Spielberg, 1993). Y ha pasado de salvar vidas a judíos a disfrutar siendo tan letal como una máquina de matar. A veces por justicia, a veces por venganza. Quizá la tragedia de su mujer, Natasha Richardon, fallecida en un fatídico accidente en la nieve, tenga algo que ver. Desde entonces, su carrera ha tomado un giro como el de Nicolas Cage, hacia un género en sí mismo.

Liam Neeson es Alex Lewis, un contratista que realiza su trabajo a la perfección, ya que a sus setenta años está hecho un chaval que sigue dando estopa sin necesitar tres en uno. Pero, como deja claro el título de la película, el protagonista tiene un problema: la pérdida de memoria. Aparecen los síntomas del Alzheimer cuando coge las llaves equivocadas del coche con el que pretende huir tras el primer encargo. La duda se despeja cuando se apunta en su brazo la hora y lugar de una cita con rotulador, referencia a Memento.Copyright Diamond FilmsDonde la justicia siempre llega tarde

A propósito o no, el círculo de la película de Christopher Nolan se cierra con la aparición de su protagonista, Guy Pearce. En La memoria de un asesino es Vincent Serra, un agente del FBI a cargo de una investigación abierta sobre tráfico de menores. Las vidas de Alex y Vincent se cruzan sin saberlo. Cuando el segundo deja en acogida a una testigo víctima del caso. Donde Alex llega para matarla. Pero da marcha atrás al enterarse de que es una menor. Hasta un asesino tiene sus límites. Una decisión que le acerca a Vincent en paralelo al actuar contra los criminales que persigue el FBI, pero llegando siempre antes que la justicia.

Así que Alex se toma la justicia por su mano dejando pistas a las autoridades hasta que le descubren. Un relato donde unos van a la caza de otros. Un juego donde Alex es un tipo malo, pero no es el más malo. Martin Campbell tiene la experiencia de haber llevado al cine dos veces al espía británico más conocido (Goldeneye y Casino Royale). Por eso, sabe lo que se hace en encargos de esta guisa. Así, lo que podría haber sido una soporífera peli de tarde en Antena3, al público le puede entusiasmar. Y lejos de ser como Michael Bay, no necesita explosiones por doquier para justificar que es cine de acción. Tiene golpes, disparos y persecuciones, pero aparecen cuando lo pide el guion, sin darte cuenta.Copyright Diamond FilmsConclusión de ‘La memoria de un asesino’

Antes de ver La memoria de un asesino, por su premisa, intuyes que va a ser un déjà vu. Pero una vez te adentras en la historia, te das cuenta de que este sicario con principios de Alzheimer no puede acabar retirándose en un hotel caribeño con la recompensa en su poder. Lo más probable es que acabe ingresando en un centro especializado, algo muy poco glamuroso. Y eso es un punto de partida que hace más interesante seguir esta historia hasta el final. Por supuesto, Liam Neeson (El Silencio de la sospecha) está empeñado en darle alma a seres violentos que lo único que saben hacer es pulsar el gatillo o dar mamporros. Será divertido y encima le pagarán bien. Pero no es del agrado de todo el público.

El actor británico, eso sí, siempre está a la altura y su presencia eleva la calidad del guion. Si bien esta fórmula empieza a desgastarse, pues su registro amenazando se autoparodia en late nights con mancha en los pantalones incluido. En La memoria de un asesino al menos no está solo ante el peligro de ser un fracaso. Hay un reparto increíble, con Mónica Bellucci haciendo un papel a su nivel y acorde con su edad. Guy Pearce, como siempre, convence con su misticismo. Y detrás de las cámaras hay alguien con la astucia de un zorro que garantiza unos mínimos de coherencia. En otra época sería sinónimo de taquillazo, pero Martin Campbell ya no está en la onda de las franquicias actuales más famosas. Y se conforma con seguir haciendo lo que le gusta, aunque sea un thriller de medio pelo.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Author