Las 20 Mejores Películas Del 2016

El 2016, podría decirse, se caracterizó por ser un año de golpes para el espectáculo; llevándose a figuras fundamentales del cine y la música. Mientras tanto, el séptimo arte se puso bastante más comprometido que años anteriores. A continuación, creamos una lista de las veinte películas que consideramos lo mejor de este año que se va. Mirando la selección final, la lista terminada, podemos pensar en un conjunto de películas sumamente actuales, que subvierten los géneros clásicos como Deadpool, 10 Cloverfield Lane, The Witch; películas de denuncia directa como Spotlight, La larga noche de Francisco Sanctis; títulos de grandes directores que siguen ofreciendo visiones frescas y ocurrentes: Julieta, The Hateful Eight, Hail, Caesar!; así como films experimentales, introspectivos y reflexivos como lo son Anomalisa, The Lobster, Room y películas feministas: Joy, Carol, The Danish Girl. Hermoso cóctel de ideas y obras de gran peso, el 2016 al menos nos dejó una gran lista de films inolvidables.20. Finding Dory

Para los creativos de Pixar debe haber sido una tarea extremadamente difícil idear una secuela para una de las mayores obras maestras del cine de animación como lo es Finding Nemo. En esta nueva ocasión la acción se enfoca en una de las protagonistas de la primer entrega, la simpática y amnésica Dory. Explotando no solo aquel potencial cómico que hacía a la primer película tan especial, esta vez el personaje es más profundo otorgándole matices interesantes y emotivos que lo hacen aún más icónico y adorable. La acción sigue en forma paralela tanto los esfuerzos sobrehumanos de Nemo y su padre para encontrar a su compañera, así como también la necesidad de Dory por encontrar a sus padres. Al igual que en su predecesora, Pixar realiza un estudio sobre lo importante del compañerismo y el sentido de pertenencia sin hacerlo de una forma tediosamente didáctica ni ofreciendo moralejas trilladas. Todo en ella huele a cine clásico y de calidad. Es tanto una digna sucesora como uno de los mejores títulos de animación de los últimos años. Federico del Val19. Joy

No podemos decir que Joy sea una película inigualable ni mucho menos, pero sí sostenemos con seguridad que la historia que cuenta es más que adecuada a los movimientos de igualdad que se han visibilizado en el último tiempo. Joy es una película motivadora, con la típica estructura hollywoodense: la protagonista sufre a más no poder (habiéndonos aclarado antes que se basa en hechos reales), el mundo la pisotea y no le sale nada bien; hasta que de a poco su vida empieza a repuntar y el espectador empieza a sentir satisfacción. Esta película, en ese sentido, cuenta una historia de justicia del destino, en la que todo se acomoda, el esfuerzo es reconocido y los buenos salen ganando. Pero no es eso lo que la incluye en esta lista, sino la carga ideológica que supone empoderar a la mujer protagonista de este modo y la maestría con que Jennifer Lawrence se hace cargo de este papel. Joy es feminismo puro. – Reseña completa – Julieta Aiello18. El ciudadano ilustre

La dupla de realizadores argentinos Gastón Duprat y Mariano Cohn (a saber: El artista, El hombre de al lado) lo hizo de nuevo. El ciudadano ilustre nos cuenta la historia de un escritor argentino radicado en España, desde donde ha logrado reconocimiento mundial. En clave “el regreso del hijo pródigo”, este escritor encarnado por Oscar Martínez regresa tras varias décadas a su pueblo natal, Salas, en la provincia de Buenos Aires, para recibir el premio a Ciudadano Ilustre. De ahí en más comienza una serie de situaciones en las que el cinismo es el protagonista principal. Este reconocimiento de insights tan típicos -y que tanto joden- de la clase media argentina ya es una marca registrada de estos realizadores. Rodrigo Piedra17. Gilda

En el retrato de figuras populares se suele caer en una caricaturización que no captura los matices, enfocándose en la mirada sensacionalista que el imaginario tiene de determinados iconos. En Gilda, por suerte esto no ocurre. El film de Lorena Muñoz posee un enfoque sorprendentemente intimista con una Natalia Oreiro que sabe manejar a la perfección esa dualidad entre la estrella que se abre paso en un escenario plagado de prejuicios y machismo, y la mujer de clase media con una crisis de mediana edad debajo del mismo. No Me Arrepiento de Este Amor es una biopic a la altura de la figura que quiere retratar con un apartado técnico refinado, actuaciones excelentes y una mirada respetuosa sobre el submundo de las bailantas. Una de las mejores películas del año sin dudas. – Reseña completa – Federico del Val16. Tangerine

Una de las películas más originales y actuales estrenadas este año vendría a ser Tangerine: el film de hora y media, filmado con un iPhone 5s, que sigue el día completo de una travesti en Hollywood, buscando a la mujer con la que su novio la engaña. Tangerine es una cinta cruda y adorable, que apela al realismo no solo desde la historia sino desde la imagen que está determinada por la utilización de cámara en mano, haciendo que podamos recorrer la ciudad, los bares y departamentos junto a Sin-Dee (la protagonista), que sintamos el frenetismo de su búsqueda, el calor californiano exacerbado por un filtro amarillento presente durante todo el film. Sin-Dee es sin dudas un de los mejores personajes de los últimos años, tan peleadora como desprotegida, tan mujer y tan hombre, llena de una energía impulsada por la impotencia. Su ropa, su pelo, su maquillaje, su voz que recuerda a la Nana Fine, la convierten en un carácter amigable desde los primeros minutos de la película. Sin-Dee se mueve con total elegancia entre medio del sol que quema, de los suburbios y los lumpenes que transitan estos espacios a la par de ella. – Reseña completa – Julieta Aiello15. La larga noche de Francisco Sanctis

Andrea Testa / Francisco Márquez

En torno a una de las dictaduras militares más sádicas y repudiables de la historia latinoamericana se ha escrito, leído y filmado mucho. Si bien algunos de esos relatos resultan exacerbados o algo recurrentes, no es el caso de la co-dirección mixta de los bonaerenses Testa y Márquez que -impulsados por la novela homónima de Humberto Costantini- llevan adelante una película calibrada en base a las acciones precisas de un protagonista ordinario y temeroso y de cómo su sentido de lo correcto puede –o no- salvar la vida de dos militantes perseguidos por el totalitarismo de la época. La puesta de cámara resulta esencial; si bien la novela escrita está narrada por el propio Francisco, en primera persona, traducir esta experiencia a la pantalla requiere necesariamente de generar climas de tensión a partir de imágenes poderosas que sugieren la intranquilidad y el suspenso que yace en las profundidades del papel encarnado sabiamente por el marplatense Diego Velázquez. La tranquilidad de la noche se siembra de sospechas a la vuelta de la esquina, de un motor rugiendo a lo lejos, como si de repente nos transportáramos a un clásico policial negro. La ciudad se vuelve un entorno amenazante, al mismo tiempo que la rutina del protagonista se quiebra como un objeto frágil ante la posibilidad de poder alertar a sus compañeros y salvarles el pellejo. Transpolar la voluntad de Sanctis de palabras a acciones es muchísimo más complicado de lo que parece, por lo que la construcción de escena a escena de los directores da como resultado una expresión profunda y solemne del personaje por sobre la frialdad de su simple destino. Melina Storani14. Deadpool

Las películas de superhéroes ya son, a esta altura, un género en sí mismo y Marvel es el indiscutido rey. Dentro de todo lo que estrenó este año la editorial (Doctor Strange, Civil War, etc), ninguna adaptación funciona tan bien como en Deadpool. Esta cinta rompió récords pero lo más importante es que cambió el lenguaje de las películas del género, animándose permanentemente a romper la cuarta pared. El gran acierto del Universo Cinematográfico de Marvel del año, con un Ryan Reynolds que nació para ser este anti-héroe tan políticamente incorrecto. – Reseña completa – Rodrigo Piedra13. Everybody Wants Some!!

Author