Las 30 Mejores Películas Mexicanas Contemporáneas

Dramas, documentales, sátiras y otros títulos de lo mejor del cine nacional actual

México es cine. La filmografía nacional ha tenido sus vaivenes pero sin duda hay películas que nos hacen sentir orgullosos. Nos sabemos cada escena, cada movimiento, cada corte y, por supuesto, cada diálogo.

Para que no te esperes al 15 de agosto para celebrar el Día Nacional del Cine Mexicano recordamos algunos de los filmes contemporáneos que nos hacen palpitar más fuerte y han puesto en alto el nombre de México, dentro y fuera de casa, durante los últimos 20 años, como es el caso de Roma de Alfonso Cuarón, que ha sigo la gran ganadora en los festivales de cine que ha visitado.

Si quieres seguir el festejo, te recomendamos los mejores eventos de cine en la CDMX y, si el bolsillo no te da o las proyecciones aire libre. 

Recomendado: 15 películas mexicanas que puedes ver en Netflix. Desde Güeros de Alonso Ruizpalacios, hasta Roma de Alfonso Cuarón

La directora María José Cuevas muestra en este documental la gloria, el ocaso y el resurgimiento de cinco de las principales vedettes de los setenta y ochenta: Olga Breeskin, Lyn May, Rossy Mendoza, Wanda Seux y la Princesa Yamal. Este filme con una mirada íntima al mundo del cine de ficheras formó parte de la selección oficial de festivales de cine internacionales como Ámsterdam y Toronto; además fue nominada al Ariel en cuatro categorías y una Diosa de Plata.

La más reciente producción de Michel Franco conquistó por tercera vez consecutiva el Festival Internacional de Cannes con una historia sobre maternidad y las relaciones femeninas. Valeria (Ana Valeria Becerril) tiene 17 años, vive en Puerto Vallarta con su media hermana Clara (Joanna Larequi), y está embarazada. Valeria no quiere que su madre Abril (Emma Suárez) se entere. Sin embargo, ante la presión económica, Clara decide llamarla. Abril llega con disposición de ayudar a sus hijas, pero pronto salen a relucir las razones por las que Valeria prefería mantener su distancia.

Foto: Cortesía FilminLatino

El debut del Alejandro González Iñarritu (y la primera entrega de su Trilogía de la Muerte) le dio 11 Premios Ariel, un BAFTA y su primera nominación a un Premio de la Academia. La cinta une historias diferentes a través de un accidente automovilístico en común: la de Octavio, un adolescente que decide escaparse con Susana, la esposa de su hermano; y la de Daniel, un hombre que deja a su esposa y a sus hijos para irse a vivir con Valeria, una hermosa modelo. Amores Perros puso a Gael García Bernal y a Iñarritu en la mira del público internacional.

La historia de Ana y Bruno se centra en la figura de Ana —Galia Mayer—, una niña que vive en una institución psiquiátrica con su madre —Marina de Tavira, quien últimamente ha estado bajo el reflector internacional por su trabajo en Roma de Alfonso Cuarón—, en donde conoce al peculiar Bruno —Silverio Palacios—, con quien inmediatamente entabla una relación detonada por la necesidad de aventura.

En el caso particular de Ana, llega cuando su madre atraviesa una difícil crisis, obligando a la pequeña a buscar a su padre —Damián Alcázar— con la esperanza de un reencuentro familiar. Es en esta búsqueda, Ana y Bruno cruzan su camino con una deliciosa variedad de personajes —reales e imaginarios— que van desde una rencorosa elefanta color rosa —Regina Orozco— o un niño invidente —Daniel Carrera en el personaje más encantador—, hasta un reloj humanoide lleno de tics nerviosos —con Mauricio Isaac influenciado por Lewis Carroll—.

Foto: Cortesía de la producción

Marina (Cecilia Suárez) trabaja en una fábrica de telas y en una fiesta de la empresa se gana un viaje con todos los gastos incluidos a Playa Salamandra. El problema es que el premio es para dos personas y Marina, soltera y sin muchos amigos, no sabe quién podría acompañarla. Poco después se reencuentra con Víctor, un compañero de la secundaria, y decide invitarlo, a pesar de que ambos sean casi completos desconocidos. La ópera prima del director jarocho Ernesto Contreras explora la soledad y las relaciones desde una perspectiva muy distinta a la de las comedias románticas tradicionales. Fue galardonada tanto en el Festival de Cine de Guadalajara como por el jurado de Sundance.  

Foto: Cortesía de la producción

Después de haber trabajado en producciones extranjeras — La princesita y Grandes esperanzas —, Alfonso Cuarón regresó a México para grabar Y tu mamá también. El viaje que los amigos Tenoch (Diego Luna) y Julio (Gael García Bernal) emprenden junto a Luisa (Maribel Verdú) hacia la paradisiaca playa oaxaqueña Boca del Cielo. El filme le dio a los charolastras el premio Marcelo Mastroianni a Mejor Actor Revelación en el Festival Internacional de Cine de Venecia y una nominación al Oscar por Mejor guion a los hermanos Cuarón.

El primer largometraje de Alonso Ruizpalacios retrata en blanco y negro el viaje que emprenden “Sombra”, su hermano menor Tomás, su amigo Santos y Ana, una lideresa estudiantil, en su búsqueda por el misterioso ídolo rockero de su infancia: Epigmenio Cruz. El joven director ganó un Oso de Oro en el Festival Internacional de Berlín y en casa la película fue nominada a 12 premios Ariel, de los cuales ganó Mejor película, Ópera prima, Dirección y Fotografía.

El documental de Nicolás Echevarría gira en torno a Santos de la Torre, un artista huichol quien a pesar de ser el autor del mural que engalana la estación del metro Palais Royal que desemboca al Museo de Louvre en París, pasa desapercibido en México. La cinta sigue su peregrinaje a Wirikuta para pedir permiso a los dioses para pintar un nuevo mural y reivindica el arte y la cultura del pueblo wixárika.

El debut como director de Diego Quemada-Díez sigue el viaje de un grupo de jóvenes migrantes guatemaltecos y un indígena tzotzil hacia Estados Unidos en busca de mejores oportunidades de vida, retratando con gran apego a la realidad —la mayor parte del elenco estaba conformado por migrantes reales, contratados durante la producción— la violencia y la discriminación que enfrentan en su camino hacia tierra americana. La cinta fue galardonada con un reconocimiento especial en el Festival Internacional de Cine de Cannes, entre otros premios y nominaciones internacionales.

El debut de Sebastián Hofmann narra la historia de Beto, un guardia de seguridad de un gimnasio de la CDMX, quien es en realidad un muerto viviente. Pero no es un zombie común y corriente: aún tiene capacidad de razonamiento y no come cerebros. La dueña del gimnasio no parece darse cuenta de su condición y lo anima a dar la clase de baile, mientras él busca desesperadamente una forma de volver a sentir. Halley es una propuesta curiosa e innovadora en el panorama actual del cine de terror mexicano contemporáneo, que analiza la vida y la melancolía a través de la mirada de un muerto.

A pesar de lo largo del título, el debut del director Julián Hernández dura poco más de una hora y cuenta la historia de Gerardo, un adolescente de 17 años que vive solo y trabaja en un billar. Es ahí donde conoce a Bruno, un hombre mayor con el que tiene un fugaz pero intenso romance. Cuando recibe una carta en la que Bruno da por terminada la relación, Gerardo comienza a vagar por la ciudad en búsqueda de respuestas y del hombre del que se ha enamorado. Uno de los títulos del cine mexicano con perspectiva de género y sexualidad más notables de los últimos años.

Foto: Cortesía de la producción

La invención de Cronos marcó el inicio de la carrera de Guillermo del Toro y la combinación de terror con fantasía que caracteriza ahora al director. La misma que después lo llevaría a realizar proyectos como El laberinto del Fauno. La película es un acercamiento peculiar al mito del vampirismo y gira en torno a Cronos, un artefacto creado por un alquimista medieval, que contiene un insecto que se alimenta de sangre y tiene el poder de ofrecer la eterna juventud.

El cuarto largometraje de Carlos Reygadas narra la vida de Juan, un adinerado jefe de familia, quien junto a su esposa Natalia y sus dos hijos Eleazar y Rut, deciden cambiar el ajetreo citadino por una existencia más sencilla en el campo. Sin embargo, después de disfrutar los placeres iniciales de la vida rural, el matrimonio se empieza a derrumbar y Juan empieza a socializar con los locales. Entre ellos está Siete, un hombre que lo lleva a reuniones de Alcohólicos Anónimos a una cabaña en medio del bosque. Post Tenebras Lux le otorgó al realizador el título de Mejor Director en el Festival de Cannes por segunda ocasión.

Author