Las 50 Mejores Películas De Terror De La Historia Del Cine

En Sensacine hemos homenajeado a los seguidores más incondicionales del género, con un listado de los filmes más sobrecogedores del séptimo arte.

Te traemios una lista donde se realiza un viaje a través del tiempo, desde la etapa muda a la actualidad, que sirve, además de para disfrutar de gozosas sesiones dobles (¡o triples!; ojo: mejor con compañía), para poder realizar un dibujo global de las diversas tendencias existentes en el género a través de los años, así como su particular relación con la coyuntura social, política, económica, etcétera, de la época vivida. Y es que el cine de terror, más que ningún otro género cinematográfico, ha servido como perfecta metáfora de los miedos existentes en la sociedad frente a las distintas amenazas (invisibles o visibles) que han recorrido el siglo XX.Universal Pictures

Para realizar el listado de las cincuenta mejores películas de terror de la historia del cine hemos consultado a un nutrido grupo de programadores de festivales cinematográficos, críticos, ensayistas y demás especializados en el cine de género. La lista resultante, claro, no dejará satisfechos a todos por igual -por poner un ejemplo, ninguna de las películas citadas en esta introducción aparecen en ella-, es lo que ocurre en este tipo de votaciones que, al margen de las filias de cada uno, lo que acaba siempre triunfando es el consenso generalizado. De ahí que por más que nos apasionen películas de la particularidad, por poner unos ejemplos, de ‘Onibaba’ (1964), ‘Picnic en Hanging Rock (Picnic at Hanging Rock)’ (1975), ‘En compañía de lobos (The Company of Wolves)’ (1984) o ‘Los renegados del diablo (The Devil’s Rejects)’ (2005), al final los títulos que encabezan estas votaciones suelen ser obras más (re)conocidas, digamos, históricamente. Lo que, entre otras cosas, significa que algunas de las agradables sorpresas presentes en esta lista han alcanzado ya un estatus de clásico atemporal… Aunque éste les haya tardado veinte o treinta años en llegar. De hecho la mayor sorpresa de la votación es, precisamente, la película ganadora, un título claramente infravalorado en el momento de su estreno que, con los años y la presión de sus fervientes defensores, ha alcanzado en nuestra lista la medalla de oro a la mejor película de terror de la historia.

La lista de las 50 mejores películas de terror de la historia del cine aquí publicada es el resultado de la votación realizada por Àngel Sala, Carlos Losilla, Joan Pons, Quim Casas, Carlos Reviriego, Alejandro Díaz, Manuel Yáñez, Gonzalo de Pedro, Eulàlia Iglesias, Gerard Casau, Philipp Engel, Hilario J. Rodríguez, Pepe Tito y la redacción de SensaCine formada por Tomás Andrés, Lorena Vialás, Santiago Gimeno, Alicia Pérez y Alejandro G.Calvo. Desde SensaCine queremos agradecer la desinteresada colaboración de todos ellos. Ahora toca disfrutar de la lista, ¡buen provecho!

En otra (hipotética) lista con los mejores thrillers de la historia, Seven figuraría con facilidad en el ‘Top 5’ de la misma. Dada su adscripción al género terrorífico de manera tangencial -ojo, no nos equivoquemos, la película da mucho miedo y posee uno de los finales más terroríficos y desasosegadores que hayamos visto nunca en una pantalla grande-, nos sirve para arrancar el listado y, de paso, homenajear a uno de los mejores hacedores de pesadillas visuales de la actualidad, David Fincher (El juego, Zodiac, La habitación del pánico…)

Brian De Palma, estilista avanzado del género y férreo admirador del cine de Alfred Hitchcock, logró una de sus películas más taquilleras y espectaculares con esta adaptación del best-seller de Stephen King: Carrie. Entre sus principales armas estaba el retratar la pesadilla adolescente convertida ahora en carne de parapsicología y una secuencia-matanza final que haría época tanto por su crueldad como por el innovador uso de la pantalla partida como principal vehículo narrativo.

Una de las sorpresas de la votación (además de ser la película más actual de la lista): Cisne negro. El viaje a la locura de la bailarina a la que da vida una totémica Natalie Portman en su enfermiza obsesión por realizar la danza perfecta. Como es habitual en su director la película es esquizofrénica y acelerada a partes iguales, sólo que en esta ocasión Darren Aronofsky adopta las formas del ‘giallo’ -Suspiria como referencia- para realizar su obra más, paradójicamente, equilibrada.

El universo malsano e hiperviolento del cineasta neoyorquino Abel Ferrara encuentra su adscripción más fiel (por decirlo de alguna manera) al fantástico en esta revolucionaria película de vampiros donde no queda ni rastro de la elegancia y el glamour que se les presupone. The Addiction es un brillantísimo tratado sobre la adicción -a la sangre, a las drogas, al sexo, a la propia adicción- con un mefistofélico Christopher Walken como vampiro jefe.

Película-emblema de la Hammer, fue la primera de muchas otras protagonizadas por el afamado vampiro de Transilvania (al que casi siempre encarnaría el icónico Christopher Lee), Drácula. Tomando la novela de Bram Stoker como base aunque realizando piruetas argumentales a cual más ingeniosa a la hora de ponerla en escena, el film es un estallido ‘kitsch’ que enfatiza la iconografía vampírica desde su carácter más mórbido. Hoy se degusta como una delicia demodé.

M. Night Shyamalan nos dejó un agridulce sabor de boca con su última película, Glass (Cristal), de justicia es entonces recuperar el título que lo convirtió en uno de los chicos mimados del Hollywood actual: El sexto sentido. Esta historia de fantasmas-no-tan-malos que tratan de entrar en contacto con el joven al que da vida Haley Joel Osment, contaba con su mejor baza en un final sorprendente que, más tarde, se descubriría como el sello de fábrica de su realizador (aunque él está aburrido de repetir que eso no es cierto).

Película de terror diurno,El otro (The Other) es una de las películas más aterradoras del director de Matar a un ruiseñor (To Kill a Mockingbird). El joven protagonista de la película cree que su diabólico hermano fallecido le sigue hablando, incitándole a hacer el mal -desde matar a una vecina anciana asustándola a trinchar al hijo de un jornalero que se ha burlado de él-, cuando en realidad él es el mal en estado puro. Una auténtica gema de lo que se conoce como el ‘american gothic’.

43 – ‘El silencio de los corderos’ (1991)

Jonathan Demme dio el campanazo cuando el 30 de marzo de 1992 alzaba El silencio de los corderos como la ganadora de la noche de los Oscars -atrás quedaban las favoritas JFK y El príncipe de las mareas-; era la primera vez que una película de terror (con cuerpo de thriller) se alzaba con el máximo galardón de la academia. ¿Las razones? Varias y poderosas: un manejo del suspense sobresaliente, grandes interpretaciones y un personaje que rompería moldes, el de Hannibal el Caníbal, que sirvió para descubrir a su (también oscarizado) intérprete, Sir Anthony Hopkins.

Agustí Villaronga, director de Pan Negro (Pa Negre), debutó en el cine con esta sombría, cruel y sadomasoquista película en la que se mezcla el nazismo con la pederastia, la tortura y el asesinato. Tras el cristal es una historia de una salvaje venganza -un superiviente de los campos de exterminio decide convertir la vida de su torturador en un auténtico infierno-, Villaronga da forma a la muestra de horror más fría, psicótica y salvaje realizada nunca en el cine español. Una rara avis a reivindicar desde ya.

41 – ‘Ocurrió cerca de su casa (C’est arrivé près de chez vous)’ (1992)

Una de las obras cumbres del falso documental, es esta abigarrada y tremebunda película belga titulada Ocurrió cerca de su casa, que sigue los pasos de un psycho killer al que da vida un desquiciado Benoît Poelvoorde. El asesinato como jornada laboral es retratado desde la comicidad más hilarante hasta el horror más puro, un conjunto de excesos que tiene su punto álgido en una orgía de sangre, sexo y mutilaciones en las que el entrevistado acaba enviciando al equipo de documentalistas que sigue sus pasos.

40 – ‘M, El vampiro de Düsseldorf ‘ (1931)

Author