Las 50 Mejores Películas Que Puedes Ver En Netflix

Son tantas las opciones de largometrajes que la plataforma de straming ofrece en su catálogo, que a veces es difícil escoger una buena historia para disfrutar en la pantalla.

Por eso recopilamos las 50 mejores películas de Netflix disponibles en junio de 2022 y las ordenamos de menor a mayor según su calificación en IMDB (que va del 1 al 10).50. La historia oficialLa historia oficial, estrenada en 1985. Calificación de 7.7 en IMDB

Esta es una cinta que estremeció no sólo a Argentina, sino que a todo el mundo. De hecho, ganó el Oscar a la mejor película extranjera en 1986, época en que el cine latinoamericano figuraba poco y nada en el concierto internacional.

Aquí, la gran actriz Norma Aleandro interpreta a Alicia, una profesora que empieza a sospechar y a tratar de desenmarañar una trama en que se trenzan la dictadura argentina, su esposo y su pequeña hija.

Luis Puenzo fue el encargado de dirigir este impactante filme que trata el tema de los detenidos desaparecidos y la lucha de las abuelas de la Plaza de Mayo por saber el paradero de muchos niños, hijos de esos desaparecidos.

Ver en Netflix49. Perdidos en TokioPerdidos en Tokio estrenada en 2003. Calificación de 7.7 en IMDB

Quienes se enamoraron de Sofia Coppola con Las vírgenes suicidas (1999), terminaron por caer rendidos a los pies de la cineasta con Perdidos en Tokio (2003), su tercer largometraje.

Las luces de la capital japonesa y la melancolía bañan esta película, que se convirtió en una de las mejores de ese año y que obtuvo cuatro nominaciones a los Oscar.

Finalmente se llevó la estatuilla a Mejor Guión Original, con la historia de dos personas que se conocen en un hotel de Tokio, Bob (Bill Murray) y Charlotte (Scarlett Johansson).

Él es una estrella de cine que viajó para participar en varios eventos y ella una joven que acompañó a su marido, un exitoso fotógrafo que no para de trabajar.

La soledad, la extrañeza de estar en una ciudad desconocida y el lobby del hotel los junta y así se inicia un romance que dejó escenas memorables, como ese paseo en un taxi por las calles de Tokio, con el Sometimes de My Bloody Valentine de fondo.

Ver en Netflix48. El JuegoEl Juego, estrenada en 1997. Calificación de 7.7 en IMDB

En la fascinante carrera de David Fincher los reconocimientos se los llevan siempre obras maestras como Los siete pecados capitales (1995), Zodiac (2007) o La red social (2010).

Pero en su filmografía también se encuentran joyitas algo olvidadas, como The Game (1997), su tercer largometraje, otro de esos thrillers con su sello que desconciertan y atrapan.

Todo comienza el día de cumpleaños de Nicholas Van Orton (Michael Douglas), un frío y prepotente magnate banquero, a quien su hermano Conrad (Sean Penn) le regala un ticket para participar de un misterioso juego. ¿Y en qué consiste? Nadie lo sabe con exactitud y pese a eso el empresario acepta participar, aunque a regañadientes.

Y comienza de manera macabra, con un payaso de madera tirado frente a su mansión de la misma forma en que murió su padre al tirarse del techo cuando Nicholas era un niño. Desde ahí, el juego se van mezclando con su vida cotidiana, desdibujando poco a poco la frontera entre lo que es real y lo que no.

El desafío cada vez se pone más perverso, oscuro y agobiante, llevando al protagonista y también al espectador hacia una especie de laberinto sin salida donde nada ni nadie son lo que parecen.

Ver en Netflix47. Gángster americanoGángster americano, estrenada en 2007. Calificación de 7.8 en IMDB

Frank Lucas fue el traficante que, a fines de los 60 y comienzos de los 70, puso en jaque la supremacía de la mafia italiana en las calles de Nueva York.

Con su heroína de pureza 100% y a bajo precio, que el mismo traía desde Tailandia, se convirtió en un hombre millonario y poderoso, aunque de bajo perfil, que el New York Magazine reatrató en el artículo The return of Superfly.

Ese reportaje es la base de la película que el director Ridley Scott estrenó en 2007 y que narra el auge y caída de Lucas, quien partió como chofer y guardaespaladas de “Bumpy” Johnson, el traficante que dominaba Harlem y de quien siguió sus pasos.

La cinta se estructura como un relato paralelo que por un lado muestra cómo Lucas (interpretado por un soberbio Denzel Washington) construyó su imperio y, por el otro, al detective del departamento de policía de Newark Richie Roberts (Russell Crowe), el mismo que más tarde terminaría con la ascendente carrera del mafioso afroamericano.

Ver en Netflix46. Capitán PhillipsCapitán Phillips, estrenada en 2013. Calificación de 7.8 en IMDB

Aunque la palabra piratería lleva de inmediato a pensar en figuras como Barbanegra y el corsario Francis Drake, en la actualidad todavía existen grupos que se dedican al saqueo marítimo en las costas de África y Asia. Como los piratas somalíes que en 2009 tomaron como rehén a Richard Phillips.

El entonces capitán del buque mercante de bandera estadounidense Mærsk Alabama que sufrió el ataque que más tarde recordaría en El deber de un capitán: piratas somalíes, SEALs de la Armada y los días peligrosos en el mar, libro que escribió en 2010 junto a Stephan Talty y luego se haría película.

La cual, dirigida por Paul Greengrass (Bourne: el ultimátum, Noticias del gran mundo), se inspira en las páginas de esa novela para llevar a la pantalla la experiencia del marino, bajo la piel de Tom Hanks, desde que deja su casa en Vermont para tomar el vuelo que lo lleve a Omán, donde zarpará para navegar hasta Kenia.

Pero esta es también la historia de Muse (Barkhad Abdi), quien al inicio de la cinta recluta a pescadores de su pueblo para en un pesquero y lanchas abandonar la costa africana e ir en busca de algún barco al que robar. En la puesta en marcha de los dos relatos que más tarde confluyen en el océano Índico.

Cuando Muse y sus hombres, tras perseguir al carguero por horas, lo abordan y reducen a la tripulación en el puente de mando, mientras el resto se oculta en la sala de máquinas. Al mismo tiempo que el relato comienza a navegar por la tensión que guía el drama y el suspenso de Capitán Phillips.

Ver en Netflix45. Otra rondaOtra ronda, estrenada en 2020. Calificación de 7.8 en IMDB

Más de dos décadas después de La invitación (1998), el realizador danés Thomas Vinterberg, quien se hizo conocido por ser parte del controvertido movimiento Dogma 95, volvió a conquistar a la crítica con Otra ronda (Druk en su título original).

Si hasta ganó el Oscar a Mejor Película Extranjera este año con la historia que protagoniza un grupo de amigos que trabajan como profesores en una escuela: Martin (Mads Mikkelsen), Tommy (Thomas Bo Larsen), Peter (Lars Ranthe) y Nikolaj (Magnus Millangj).

Es en la celebración de los 40 años de este último que comienzan a discutir sobre la teoría del psiquiatra Finn Skårderud, quien pleantea que tener un 0.05% de alcohol en la sangre vuelve a las personas más creativas y relajadas. Y deciden comprobarlo empirícamente, en varias jornadas de borrachera, juntos y por separado, las que traen buenas y malas consecuencias.

Sin embargo, esta embriagadora película no va sobre el alcohol ni lo cuestiona, sino más es bien es una celebración de la vida y, especialmente, de las segundas oportunidades para vivir.

Una conclusión que queda más clara en su inolvidable escena final, donde Mikkelsen (Rogue One: una historia de Star Wars), soberbio con su actuación en toda la película, luces sus dotes con el baile.

Ver en Netflix44. Orgullo y prejuicioOrgullo y prejuicio, estrenada en 2005. Calificación de 7.8 en IMDB

Un verdadero viaje en el tiempo hacia la Inglaterra victoriana es el que ofrece esta película de 2005, que adapta la popular novela homónima a de Jane Austen.

Cada detalle, desde el vestuario y los decorados hasta las costumbres llevan mágicamente a esta época en que las mujeres no tenían derecho a heredar los bienes familiares y por eso debían casarse para poder tener un hogar y un buen pasar.

En ese objetivo se concentran las cinco hermanas Bennet, las hijas de un matrimonio de clase baja que vive en una zona rural.

Una de ellas, la mayor, Jane (Rosamund Pike), al parecer tuvo suerte al emparejarse con un millonario que llegó a vivir a una mansión cercana, Charles Bingley (Simon Woods). Mientras su hermana, Lizzy (Keira Knightley), se enamora de un amigo de Sr. Bingley, el altanero y orgulloso Sr. Darcy (Matthew Macfadyen).

Este último parece un romance imposible, de esos que son infaltables en las novelas de Jane Austen, y que te terminará por romper el corazón.

Ver en Netflix43. DriveDrive, estrenada en 2011. Calificación de 7.8 en IMDB

Author

free dance 2 streaming vf