Mejores Películas Del 2018 – Descubre Las 20 Mejores Películas 2018

Mejores películas de 2018

Acabamos de cerrar un año cargado de nuevas películas con las que hemos disfrutado en la gran pantalla. Desde Todoindie seleccionamos entre todos los estrenos proyectados sobre las butacas de los cines de nuestro país las 20 mejores películas 2018.1. Tres anuncios en las afueras

No intentes adelantarte a ‘Tres anuncios en las afueras’, ella siempre irá por delante y cogerá el camino más imprevisible. Y nunca se decidirá la alternativa más sencilla de todas las posibles, ni mucho menos. Su paso firme se dirige de manera inevitable al golpe en el estómago, a la sorpresa rabiosa e impulsiva, al puñetazo sobre la mesa, el cuchillo al filo de la garganta y la escopeta en el maletero. La obra maestra, de eso se trata, firmada por Martin McDonagh habla de redención, venganza, pérdida y conflictos éticos y morales con una sabiduría cinematográfica total, entregando instantes de puro cine que merecen ser recibidos con aplausos y presentando una galería de personajes absolutamente inolvidables.

Con un guion de auténtico acero, el mejor del año, ‘Tres anuncios en las afueras’ cae sobre los hombros de Frances McDormand, inmensa de inicio a fin, para terminar volcada sobre un espectador que no puede hacer otra cosa que asistir deslumbrado al nacimiento de un nuevo clásico del cine americano más reconocible. No busquéis la lágrima fácil, aquí encontraréis comedia negrísima y, por encima de todo, un western dramático memorable.

2. Roma

Después del ruido, o a pesar de él, de los titulares hambrientos, los datos invisibles, las salas llenas, las polémicas vacías y lo que queda, llega ‘Roma’. Explota ‘Roma’. Se incendia ‘Roma’. Quema y vibra ‘Roma’. Llora y se estremece ‘Roma’. Vuela y aterriza ‘Roma’. La obra maestra de Alfonso Cuarón, de eso se trata, ya está disponible para todas las televisiones del mundo a través de Netflix. Y por supuesto que la mejor de las opciones es la de disfrutar de ella en una sala de cine, pero, teniendo en cuenta las comentadísimas circunstancias, lo que finalmente importa es poder sumergirse en ella de la forma que sea, tener la oportunidad de dejarnos llevar por este torbellino calmado de cine poético y sensorial, crudo y terrenal, romántico y desolador, delicado y explosivo. Esperanza y resignación. El mundanal ruido y el silencio de una casa dormida. Los segundos que llevan del beso apasionado al adiós sin explicaciones. Una canción en mitad del incendio. El refugio de una habitación destartalada, minúscula. La poesía de lo cotidiano. El amor eterno de una abuela. Un garaje que se ensancha al descubrir la libertad de un nuevo comienzo. Los juegos entre hermanos.

Lo indescriptible del cariño. Las huellas en la arena. Un abrazo en la orilla de un océano hambriento. La confesión de lo que se creía inconfesable, de lo que creías que permanecería siempre condenado entre la boca del estómago y el nudo en la garganta. Y el constante volver a empezar. Porque la vida, como este prodigio llamado ‘Roma’, es tan efímera como eterna.

3. Call Me By Your Name

Hablamos de, sin lugar a dudas, una de las historias de amor más seductoras, apasionadas, melancólicas e inolvidables que se ha visto en el cine en mucho, mucho tiempo. Un primer romance que llega para poner todo patas arriba y, al mismo tiempo, colocar cada cosa en su justo lugar. Incluyendo las heridas y cicatrices quemadas al calor de una chimenea. Comandada por un cineasta en pleno estado de inspiración y dos actores entregados en cuerpo y alma, enormes, sublimes Chalamet y Hammer, ‘Call Me By Your Name’ es un clásico contemporáneo que no ha hecho más que crecer en nuestra memoria. Y lo que le queda.

4. Los archivos del Pentágono

En menos de un año, Steven Spielberg recibió, leyó, dirigió y estrenó ‘Los archivos del Pentágono’. Es decir, Steven Spielberg necesitó menos de doce meses para sumar una nueva Gran Película a su apabullante trayectoria. Una historia de (buenos) periodistas que hacen su trabajo con responsabilidad y pasión y, sobre todo, el emocionante retrato de una (inolvidable) figura femenina, Katharine Graham, que, en manos de uno de los mejores cineastas de la historia, se convierte en un apasionante thriller de redacciones, despachos y fiestas, inolvidables llamadas telefónicas y cantidades de suspense y emotividad medidas con precisión quirúrgica. ¿Un Spielberg menor? Ni mucho menos. Un Spielberg, de nuevo, haciendo que parezca sencillísimo algo tan complejo y difícil como construir una película memorable.

5. El hilo invisible

La lucidez embriagadora de un genio de la talla de Paul Thomas Anderson vuelve a brillar con especial intensidad en ‘El hilo invisible’, una nueva obra maestra que sumar a la carrera de uno de los directores norteamericanos más importantes de las últimas dos décadas. Tras la decepción que supuso para muchos su ya penúltima película, ‘Puro vicio’, el cineasta ha regresado con un relato perturbador, oscuro, claustrofóbico y, al mismo tiempo, profundamente clásico e hipnótico, con el que ha recuperado por completo su olfato para el plano perfecto, así como su capacidad para llevar a cabo una cocción lenta pero decidida de una historia y profundizar en el retrato psicológico de sus personajes. De esta forma, ‘El hilo invisible’ se viste y desviste frente al espectador con la sutileza de una musa valiente y decidida, rabiosa y enamorada, impulsiva y cerebral. Inmensa película.

6. Lady Bird

La adolescencia como campo de batalla, pero también como paisaje de redención y definición personal. Se perfilan los objetivos, se dosifican los esfuerzos y se plantean las victorias de la misma forma en la que se dejan de concebir las (inevitables) derrotas. Y, al final, lo único que queda es la eterna despedida y reencuentro con uno mismo y, claro, con un padre y una madre. Espejo y meta. Misión y ruta. Vocación y oficio. Con ‘Lady Bird’, Greta Gerwig nos habla de un momento concreto en la vida de una adolescente concreta, pero, al mismo tiempo, nos agarra del cuello de la memoria para que miremos de frente a lo que un día fuimos y, todavía mejor, lo que algún día seremos. Saoirse Ronan es el rostro de millones de recuerdos que se agolpan en la mente de un espectador que acaba enamorado del personaje protagonista y de todas aquellas personas que han llegado a su vida para quedarse. Nos lo han contado muchas veces antes, desde luego, pero muy pocas con el talento que habita en cada esquina de ‘Lady Bird’.

7. The Florida Project

La infancia como huida imposible, parque de atracciones repleto de minas y sueños dibujados con colores de helados derretidos. ‘The Florida Project’ se sitúa a la misma altura de los ojos de la inocencia y la ingenuidad para contar una de esas historias aparentemente sencillas que a la hora de la verdad, es decir, en la pantalla, explotan con toda la profundidad y el eco de la belleza y el dolor. Sean Baker construye así una obra maestra que es cine en su estado más puro, repleta de escenas y personajes inolvidables que se marcan a fuego en la memoria y en la piel. Nunca volveremos a ver Disney World con los mismos ojos.

8. Misión Imposible: Fallout