“midway: Ataque En Altamar”, Una Película Que Es Pura Dinamita

A Roland Emmerich le encanta prender fuego lugares: ya lo hizo con la Casa Blanca en Día de la independencia (1996), con Nueva York aterrorizada por Godzilla (1998) y ahora es el turno de ponerse serio, y seguir dinamitando la pantalla. Es que para esta nueva película, Midway: ataque en altamar, el conocido director pochoclero cuenta el enfrentamiento aeronaval de Midway, entre los Estados Unidos y Japón, en el contexto de la Segunda Guerra Mundial. Reúne un elenco de talentos masculinos-acá las mujeres son un mero recurso dramático- que se disputan el tiempo en pantalla en secuencias tan espectaculares como delirantes. Un verdadero show pirotécnico, al mejor estilo Michael Bay (saga Transformers).

Como en 2012 (película que también dirigió el cineasta y cuya trama consiste en como se desarrolla el fin del mundo) las mejores escenas de Midway: batalla en altamar están en las batallas de escuadras y flotas, donde se tiran con todo la metralla para regocijo de la audiencia. No obstante, el tratamiento político del enfrentamiento está abordado con respeto hacia los dos bandos. El mismo sucedió a principios de junio de 1942 y fue una jugada clave para definir el mapa del Pacífico, en uno de los tramos más intensos de la Segunda Guerra Mundial.

Aquí, seguimos la historia bajo la lente de tres protagonistas: el prototipo de héroe americano que encarna el Teniente Richard Best (Ed Skrein) y los Comandantes en Jefe de ambos bandos, el norteamericano Chester W. Nimitz (Woody Harrelson) y el japonés Isoroku Yamamoto (Etsushi Toyokawa). Los acompañan un nutrido equipo de secundarios que dotan de ligereza a la trama, y proporcionan la cuota de “personajes que mueren”, que toda película de guerra debe tener.

En cuanto al reparto elegido, no hay nombres que se destaquen por sobre otros. Patrick Wilson y Woody Harrelson son las caras conocidas más visibles, y en ambos los roles no cuadran, se sienten limitados para el talento de los actores, que en materia de construcción de personajes ricos en matices son palabras respetadas. En un rol menor, pero con altas dosis de adrenalina, el cantante Nick Jonas protagoniza una de las escenas más impactantes de la cinta. Quienes disfruten de las experiencias aumentadas (como el 3D y el 4D) https://public.flourish.studio/visualisation/9442021/ encontrarán en Midway un plato generoso.

Lo mejor de Midway son las escenas de combate y destrucción, el terreno que le construyó una carrera a Emmerich y un nombre dentro del cine de súper acción. Todo el foco está puesto en los efectos en 3D, atractivo de sobra para hacerse de un buen puñado de adeptos. Por lo demás no se puede reclamar demasiado, cualquiera que vaya a disfrutar de una película como esta sabe con que va a encontrarse. Y como disfrute, se trata de una cinta digna, que dista de posicionarse a la altura de clásicos del cine bélico, pero divierte en materia visual y de efectos especiales para nada sutiles. En el reino de las bombas, Roland Emmerich activa los detonadores.Midway: batalla en altamar 

  • Nuesta Opinión: Buena.
  • Dirección: Roland Emmerich.
  • Actúan: Ed Skrein, Luke Evans, Patrick Wilson, Aaron Eckhart, Nick Jonas, Mandy Moore, Woody Harrelson, Dennis Quaid, Darren Criss, Alexander Ludwig, Etsushi Toyokawa y Tadanobu Asano.
Author