Santos Laguna Y Su Cambio A La Baja

El equipo verdiblanco dejó de contar con un sólido bloque defensivo y se convirtió en el conjunto que admite más anotaciones

Los nombres son prácticamente los mismos, pero el comportamiento ha sido totalmente distinto.

De un torneo a otro Santos Laguna dejó de ser un equipo defensivamente sólido para convertirse en el equipo más goleado y en el último lugar de la clasificación de la Liga MX.

El principal cambio ha venido en la manera de presionar. Hasta el torneo anterior con Guillermo Almada, los laguneros intentaban ejercer una presión alta para recuperar lo más rápido posible el balón, cuando no tenían la pelota buscaban apretar con todo el bloque y mantenerse escalonados en sector defensivo por si un jugador es superado. Con Caixinha la prioridad ha sido resguardar el centro para evitar el daño como lo refería el defensor Félix Torres en la conferencia de prensa del 20 de enero “Con el profe Almada nos escalonábamos y estábamos cerca del lateral, ahora nos pide dejar en banda el mano a mano y preocuparnos por los del área, estar ahí por si lo limpiaban, ahora estamos cubriendo más el área y a nuestro portero”.

El cambio en la intensidad de la presión ha provocado desajustes en la coordinación del equipo a la defensiva que se traducen en goles recibidos.

En cinco partidos de Liga MX y uno más de Concacaf, Santos ha permitido 13 goles, cuatro menos que en toda la fase regular del Apertura 2021 y los dos partidos que disputó en la Leagues Cup.

De los 22 partidos que disputó el conjunto lagunero el semestre anterior, contando fase regular, liguilla y Leagues Cup, permitió 19 anotaciones, dejó su portería en cero en ocho ocasiones y nunca recibió más de dos goles en 90 minutos, casi contrario a lo que viven en la actualidad, de seis encuentros solo mantuvieron el cero en una ocasión, ya permitieron tres goles en un partido en dos ocasiones y cuatro en otra.

El aparato defensivo de los laguneros sigue conformado por los mismos jugadores, en las primeras dos jornadas alinearon Carlos Acevedo en el arco, la línea defensiva fue compuesta por Carlo Orrantia, Félix Torres, Matheus Doria y Omar Campos y la https://www.dogwoodarts.com/profile/xem-phim-shang-ci-full/profile contención por Alan Cervantes y Fernando Gorriarán.

En la jornada tres David Andrade tomó el lugar de Omar Campos que se encontraba lesionado y para la cuatro, Pedro Caixinha cambió el sistema a línea de cinco incrustando a Hugo Rodríguez como tercer central y cambiando la configuración del medio campo a tres https://www.dogwoodarts.com/profile/xem-phim-chia-khoa-tram-ty-full/profile jugadores: Cervantes como escudo y Gorriarán y Lozano como interiores con mayor libertad de ir al frente.

Para el último partido, se mantuvo la línea de cinco, pero Ismael Govea entró en lugar de Carlos Orrantia y al minuto 32 Ulises Rivas ingresó por Hugo Rodríguez para romper la línea de cinco, montar una doble contención y abrir a las bandas a Lozano y a Gorriarán.

La victoria del martes en Concacaf fue un respiro para el equipo ante el mal arranque y este viernes visitarán a Bravos de Juárez, club contra el que nunca han perdido.

Author